Los orígenes de la iglesia carmelitana han permanecido hasta ahora en la penumbra. Se sabía tan solo que mando construir esta iglesia Doña Catalina María bajo la advocación de NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN, para establecer junto a ella luego el Monasterio de Carmelitas Descalzas que se fundó el 17 de diciembre de 1643.

Esta iglesia cuna de la devoción de la Virgen del Carmen es el sol que irradio y sigue irradiando el amor y la ternura de la Madre del Carmelo a todos sus hijos a lo largo de nuestra historia peruana.

Desde 1647, cada año durante el mes de Julio, que es consagrado a la veneración de la Santísima Virgen del Carmen, cientos de peregrinos de todas partes del Perú y del mundo vienen a su Iglesia a rendirle homenaje. La fiesta de la Conmemoración Solemne de la Virgen del Monte Carmelo se convierte en la fiesta principal y se celebra el 16 de Julio. También durante el mes de julio la imagen de nuestra Madre recorre las calles de Lima recibiendo a su paso el amor y homenaje del pueblo peruano.

El 16 de julio 1988 la Iglesia del Carmen fue declarada Santuario Mariano Arquidiocesano por el Emmo. Cardenal Juan Landázuri Rickets.

La imagen de la Virgen que se venera en el Santuario, ha recibido muchas condecoraciones por parte del Gobierno e instituciones públicas y privadas, entre ellos:

  • Reina y patrona del Criollismo (16 de julio 1960)
  • Declarada Alcaldesa de Lima y custodia de las llaves de la ciudad. (16 de Julio de 1974)
  • Coronación Canónica por la Arquidiócesis de Lima (16 de Julio de1988).
  • Orden del Sol del Perú. (14 de julio de 1988)
  • Medalla de honor del Congreso del Perú: Grado Gran Cruz. (1 de diciembre de 1993)
  • Vicuña de Plata (Movimiento Scout del Perú 10 de julio de 1999)

Misión de nuestro Santuario:

Una de las notas características de la espiritualidad del Carmelo es la presencia de la Virgen María en nuestra vida, la comunión con su persona, la imitación de sus virtudes y el culto de especial veneración. Por tanto, trabajamos no solo por promover, el amor a la oración, el empeño por alcanzar la perfección evangélica sino también el culto a la Madre de Dios y su Santo Escapulario.

Por eso deseando que el amor y la protección de la Virgen del Carmen se extiendan a todos los hijos de Dios, el Carmelo Teresiano, comparte con la Iglesia peruana uno de sus mayores dones recibidos de Dios.

 

SANTUARIO ARQUIDIOCESANO DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN
Jr. Junín 1100 · Barrios Altos Tlf. 328-1805 · E-Mail: monasteriodelcarmen@speedy.com.pe